Una mujer en bikini comprando en una zapatería.
  • Home
  • /
  • Blog
  • /
  • El Shopping de las Bailarinas Exóticas

Julieta me llamó por teléfono y con su imperfecto inglés, esta belleza de República Checa me dijo que si tenía planes para el fin de semana y si podíamos vernos. 

Yo pensaba que Julieta siendo una bailarina table dance extranjera europea en México, tendría mucha curiosidad por conocer la riqueza cultural, arquitectónica, gastronómica, o folclórica de este país. Me equivoqué. Bueno, al menos sería interesante visitar las zonas arqueológicas, el altiplano, las costas y playas; tal vez las fiestas populares, la música mexicana, los colores de los textiles y prendas típicas. Me volví a equivocar. De acuerdo, entonces una caminata agradable en Coyoacán o San Angel, saboreando una nieve de guanabana y viendo las pinturas del Bazar del Sábado, para después comer en un restaurante en una casa colonial. Me volví a equivocar.

– Julieta, ¿entonces que te gustaría hacer? – le pregunté en inglés.

– “Let’s shopping” (vamos de compras) – me respondió.

En realidad yo no le servía como patrocinador para el “shopping”, por que para eso están los clientes, así que le dije que cuando quisiera algo más interesante me avisara. Yo sabía que clientes dispuestos a hacerla de patrocinadores para el “shopping” hay un montón, y que no le iba a representar a Julieta ningún problema conseguirlos con ese par de atractivos copa 34C que ella tenia.

Julieta, aunque preciosa, me parecía otra bailarina común, montada en el ego y la vanidad. Ese día me estuve preguntando por qué razón la mayor parte de las bailarinas exóticas basan su satisfacción en el “shopping”.

En un table dance basta con asomarse en el camerino de las chicas en las noches para contemplar una escena enloquecedora: la compra de vestuario, zapatos, y accesorios.

¿Por qué es enloquecedora? Bueno, no lo menciono por que no sea importante que luzcas linda en su trabajo como bailarina exótica o teibolera y que te emociones viendo que te queda mejor, sino por que es una muestra de las implicaciones que existen al elevarse el ego de manera descontrolada: la excesiva concentración en tu físico e imagen. Y en este negocio perderse en eso es perder el piso de la realidad. A largo plazo se convierte en un problema grave.

¿Por qué?

Muchas chicas se imaginan que trabajar en este ambiente es algo similar a lo que han visto en la película Showgirls, Striptease, o bien a lo que han leído que sucede o que han visto en el Paradise de Las Vegas, en el Moulin Rouge o en el Lido de Paris. No es así.

La realidad del mundo stripper dista mucho de esa vida palaciega, rodeada de hombres atractivos y caballerosos dispuestos. Por el contrario, vas a enfrentar situaciones y tratos que pueden afectar tu autoestima. No todos son esos príncipes azules imaginarios.

¿Cuál es el refugio natural entonces? Concentrarte en el ego, la vanidad y en lo que te genere dopamina rápidamente. Y eso se expresa particularmente en el “shopping”.

Entonces inviertes en ropa, accesorios…más ropa y más accesorios…bronceado, caprichos….total, cada noche siempre hay clientes admirándote y pagándote para que continúes haciendo esas “inversiones” en ti.

El ego fácilmente se dispara, todo favorece que sea así, y te refugias en ellos, pero cada vez que lo haces se disminuye más tu autoestima por que no inviertes en ella. Y es una autoestima fortalecida lo que verdaderamente te sacará a flote cuendo lo necesites, no los regalos, la moda, o los cosméticos…ni el “shopping”. 

No muchas chicas logran manejar bien el tener a varias docenas de hombres cada noche viéndolas boquiabiertos aplaudiéndoles conforme se despojan de la ropa.  Tampoco muchas pueden controlarse al saberse deseadas por los muchos hombres que las invitan, obsequian, regalan, y ofrecen sus atenciones; ni mucho menos ver a los clientes que se enamoran y se pierden por ellas.

El ego se desborda. Una bailarina novata no lo podrá superar. Por eso debes incrementar  y sostener tu autoestima, no tu ego, ni tu vanidad femenina, pronto.

En cuestión de tiempo puedes ser una mujer completamente dependiente de lo que incremente tu ego y vanidad, dependiente en exceso de la sensación de la dopamina al realizar compras, y absolutamente vulnerable por una autoestima acabada cada noche en el table dance.

Tu mayor inversión tiene que ser en algo que no refuerce tu imagen física ni sexual…Debes desprenderte de esa dependencia. Invierte en cosas que te enriquezcan ajenas a este ambiente….aprende algo, inicia otra actividad, cultívate, estudia un idioma, viaja para aprender cosas nuevas, conviértete en gourmet, adopta un perrito y entrénalo…lo que sea…pero has algo que te haga sentir bien y feliz, y que no te genere satisfacciones frívolas, materiales ni inmediatas, sino que te haga sentir mejor persona por el reto que representa alcanzar algo importante, trascendente y generoso.

Busca realizar actividades que no estén vinculadas al empleo ni a la actividad de bailarina exótica, ni a condiciones que te lleven a lo mismo (belleza, imagen, compras). Ponte a prueba. Si lo superas entonces tendrás mucho mejor definido el límite de tu trabajo y el tipo de persona que quieres ser.

Pero sobretodo, aprende a invertir en tí misma y en las habilidades que necesitas adquirir y que requieres para construir el estilo de vida que te gustaría tener, fuera del ambiente table dance. Y que te ayuden y apalanquen para retirarte a tiempo.

El nivel de “shopping” que realices es un indicador clave del nivel de inseguridad y baja autoestima que tengas. No lo olvides.

Recomendaciones:

1) Sólo un buen nivel de conocimiento personal te ayudará a tener una adecuada estabilidad, a no perder el piso, a darle prioridad a lo verdaderamente importante y trascendente, y a no volverte una dependiente del falso interés masculino de los clientes asiduos al teibol, del “shopping”, ni del dinero.

2) Tu mayor inversión debe ser hecha en lo que te fortalezca emocional y mentalmente para enfrentar el día a día del ambiente nocturno, ser más fuerte y menos vulnerable, y a superar los malos momentos que tienes como teibolera.


Descubre más secretos

Ugo Sybaris

¿Por Que Hago Ésto Para Tí?

Porque si te ayudo a tener ÉXITO, entonces es probable que hagamos cosas interesantes juntos para incrementarlo más. Desde el año 2000, he entrenado a cientos de bailarinas exóticas para profesionalizarse y tener carreras exitosas en clubs nocturnos y table dances. Conoce más de mí en éste enlace.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

INCREMENTA TUS INGRESOS

clubs de prestigio - ten una experiencia exitosa

Incorporate a mi Agencia para Bailarina Exóticas

¡Y recibe todos mis recursos para tener éxito!

Este contenido está protegido. Para colaboraciones con Ugo Sybaris envia mensaje en CONTACTO.

>